Las discotecas Dulce Jesús Mío y Mangos, en Medellín, cierran definitivamente debido al coronavirus

Dulce Jesus Mio y Mangos

En Medellín, bares y discotecas con más de 20 años de tradición cerraron definitivamente sus puertas, dejando sin empleo a miles de personas.

Te puede interesar: Las críticas de Peter Manjarrés luego del Premio que ganó Silvestre Dangond

Sólo en el Parque Lleras, la zona rosa de la ciudad, 70 establecimientos se declararon en banca rota y ahora anunciaron el cierre definitivo de dos de las discotecas más famosas de Medellín.

Durante 23 años, la Discoteca Mango´s fue uno de los sitios característicos para disfrutar de la vida nocturna de Medellín y cierra sus puertas porque el coronavirus silenció el sonido de la música en la tradicional discoteca.

Te puede interesar: Hay que descontaminar las redes sociales: Silvestre Dangond

Ya no retumba la música a todo volumen, sino los taladros utilizados para el desmonte del negocio que, según su propietario, Oscar Preciado, se fue a la quiebra.

“Fue complicado, muy duro, porque además era el sostenimiento de nosotros y de muchas personas. Es cerrar un ícono en la ciudad en cuanto a la rumba y el humor. Cerramos un ícono”, asegura.

Como Mangos hay otros lugares en zonas rosas de la ciudad como la autopista sur, la carrera 70 y el Parque Lleras que se están desmontando.

En este último, según la corporación Zona Rosa, 70 discotecas y bares ya cerraron de manera definitiva.

Te puede interesar: Rumba con tapabocas y gel antibacterial. Así trabajarían las discotecas lo que resta del año

“Es un estado de emergencia definitiva. Hay una insolvencia y una quiebra masiva de todo el sector. Calculamos la quiebra de más del 90% de todos los empresarios de bares y discotecas”, dijo Luis Guillermo Orejuela, director ejecutivo de Zona Rosa en Medellín.

“El cierre es definitivo y calculamos que al día son entre 6 y 9 negocios los que dejan de existir en esta industria. En el Parque Lleras van más de 70 negocios cerrados desde que inició la pandemia: Basílica, El Rojo, Triada, Dulce Jesús Mio, La Octava ya cerraron de manera definitiva y así son más de 2.000 empleados que se quedaron desempleados, solo en el Parque Lleras”, expresó Orejuela.


La Corporación Zona Rosa calcula que en el Valle de Aburrá entre 12.000 y 15.000 empleos se perderán por las consecuencias de la pandemia en bares y discotecas.

Fuente: BLU Radio.

COMENTARIOS